Comentario Breve a Santiago 2:14-26

Tal como lo he prometido, trabajaré en la segunda parte del estudio sobre la fe de los demonios* y el cómo Santiago 2:19 no apoya la noción de que la fe necesita de obras para ser considerada una fe salvadora o aquella noción de que la fe intelectual, entendida como el simple asentir intelectualmente a una proposición, no es suficiente para ser salvos, más por ahora, a fin de crear un contexto general sobre el cual trabajar ese punto en particular, comentaré brevemente Santiago 2:14-26.

Sigue leyendo

La Fe de los Demonios: Santiago 2:19

Cuando amigos o conocidos me han dicho que creen en Dios, pero evidentemente con sus vidas contradicen tal afirmación, muchas veces dije lo siguiente: – ‘Si, puedes creer en Dios, pero los demonios también creen y tiemblan, y aún así no son salvos’-. Este tipo de respuesta proviene de una interpretación particular de las siguientes palabras de Santiago:

Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan.

Santiago 2:19

La interpretación particular a la que me refiero nos enseña que la fe es más que simplemente asentir intelectualmente a la veracidad de una proposición (es decir, más que creer que una proposición es verdadera), y que si la fe no pasa de ser simplemente eso, entonces este tipo de fe no salva (sobre la naturaleza de la fe, pueden dirigirse AQUÍ). ¿La razón? Los demonios tienen este tipo de fe intelectual, pero no son salvos. ¿Qué es lo que debe tener la fe para poder salvar? Obras, buenas obras. Por supuesto, muchas veces no se dice eso de manera tan explícita, sino que se habla de conceptos como fe obediente, fe que obra, etc.

Sigue leyendo

Todo por Nada: La Gracia Soberana de Dios en la Salvación. Interpretación y Exposición de Efesios 2:8-10 (Parte Nº5b).

5b.- Luego de informarnos que la fe “no (es) de (n)osotros”, es decir, no es causada por nuestra propia voluntad, implicando con esto la imposibilidad del hombre natural para creer, el Apóstol procede a informarnos sobre la causa u origen de la fe salvadora: “…pues es don de Dios…”. Pablo nos dice con esto que la fe es causada o producida en nuestras mentes por Dios. Es Dios Quién lleva al pecador elegido a creer en Jesucristo para salvación, y aparte de Su iniciativa y obra nadie puede creer en el Evangelio. Entonces, podemos decir que la fe es causada por el poder y la voluntad Soberana de Dios.

Sigue leyendo

Todo por Nada: La Gracia Soberana de Dios en la Salvación. Interpretación y Exposición de Efesios 2:8-10 (Parte Nº5a).

5a.- En el artículo anterior vimos que Pablo hace referencia al medio instrumental de la salvación cuando nos dice que “…por Gracia sois salvos por medio de la fe”. Analizamos el concepto de fe en sí mismo, la fe salvadora en contraste con la fe común y también nos detuvimos brevemente en el objeto de ésta. Sin embargo, Pablo no se detiene allí, sino que procede a escribirnos sobre el origen o causa de la fe salvadora, así como también de la imposibilidad del hombre natural para creer: “…y esto no de vosotros, pues es don de Dios”.

Sigue leyendo

Todo por Nada: La Gracia Soberana de Dios en la Salvación. Interpretación y Exposición de Efesios 2:8-10 (Parte Nº4).

4.- Luego de afirmar que la salvación es por Gracia de Dios (“Porque por Gracia sois salvos…”), implicando con esto la causa eficaz y el alcance de la Gracia en la salvación que Dios efectúa en el pecador elegido, el Apóstol prosigue a informarnos sobre el medio instrumental por el cual Dios aplica la salvación en el hombre, y por el cual el hombre recibe la Gracia de Dios: “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe”.

Sigue leyendo