2.- Evaluar la Conclusión

Una vez que una persona a descubierto el tema que un argumento en cuestión está tratando, debería buscar la conclusión de este argumento. Esto es responder a la pregunta ¿Qué es lo que éste argumento busca establecer como verdad? Él no está tratando de localizar las premisas del argumento, o hacer un juicio sobre si éste es o no verdadero. Él solamente está intentando encontrar que es lo que el argumento afirma que es verdad, independientemente de si está o no de acuerdo con éste.

La conclusión pudiera no estar indicada explícitamente, pero puede estar implícita. En este caso, uno debiera analizar el argumento completo para determinar que es lo que el autor u orador está afirmando como verdad. Algunas veces pudiera parecer que hay más de una conclusión posible. Sin embargo, un buen autor u orador usualmente no es ambiguo, y uno debería ser capaz de descubrir la conclusión con un alto nivel de precisión si es que quiere tomar en cuenta el contexto en el que se encuentra el argumento.

Una vez que una persona ha descubierto y entendido la conclusión, podría estar de acuerdo o en desacuerdo con ella, o quizás esté indecisa con respecto a la materia. Un buen argumento no asume que el lector o receptor siempre estará de acuerdo, por lo tanto proveerá algunas afirmaciones de apoyo para abogar por su conclusión. Éstas son las premisas, las cuales buscaremos a continuación.

ÍR AL ÍNDICE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s