La Deidad de Cristo: Respuesta a un Testigo de Jehová

Un Testigo de Jehová, comentando sobre Mateo 4:10, infiere o insinúa que debido a que supuestamente no hay ningún pasaje que utilice directamente la palabra griega λατρεύω dirigida a Cristo y, por otra parte, puesto que Cristo le dice a Satanás que solo debes λατρεύσεις a Dios, entonces, según concluye, Jesús no es Dios, porque si lo fuera se hubiera usado λατρεύω con referencia a Su Persona. Menciona que Cristo implica que se puede dar προσκυνήσεις a cualquiera, pero no λατρεύσεις.

Efectivamente, buscando en el NT, no encuentro pasaje alguno que utilice λατρεύω dirigido particularmente hacia Cristo. Sin embargo, concluir que por eso Cristo no es Dios es dar análisis superficial a todo el asunto. A continuación varios puntos en contra de la insinuación del Testigo de Jehová:

1.- Sobre su interpretación del pasaje, el Señor Jesucristo efectivamente dice que solo a Dios se le debe dar servicio religioso. Sin embargo, lo hace en respuesta a la tentación de Satanás en donde le dice que le dará todos los reinos del mundo si Cristo le adorase. La palabra “adorar” en el vs. 9 de Mateo 4 traduce προσκυνήσεις. Sobre esto, un par de cosas:

a) La respuesta de Cristo en el vs. 10 implica, contrario a lo que menciona el Testigo de Jehová, que προσκυνήσεις y λατρεύσεις son usadas de forma sinónima, por lo que tanto lo uno como lo otro solo deben ser dados a Dios. Lo anterior no implica que προσκυνήσει no pueda ser utilizado hacia otras personas, sino que el contexto dará el sentido en que debe ser traducido; de hecho, λατρεύω en la literatura griega aparte de la Biblia era usado incluso hacia otras personas aparte de Dios, puesto que el término originalmente se refiere simplemente a servir. Es en el NT que toma una connotación más inclinada al aspecto religioso de la palabra, o al servicio religioso. De hecho, por lo menos en la RV60, “adorarás” traduce προσκυνήσεις, mientras que “servirás” traduce λατρεύσεις, lo que es más coherente con el contexto y el significado de ambos términos, aunque en términos finales ambos apuntan a la misma idea. Que el Testigo de Jehová se enfoque en un término específicamente en vez del otro (que irónicamente se traduce incluso más veces como adorar) es curioso.

b) El Señor Jesucristo, citando el AT, dice que “al Señor tu Dios adorarás, y a Él sólo servirás”. El Trinitario no tiene problemas con esta expresión, porque en ella no se dice que solo al Padre se le debe adorar y servir. Cristo, entonces, no niega que Él sea Dios ni que a Él no se le deba adorar y servir como a Dios, sino que se lo niega a Satanás. Por lo tanto, a menos que el Testigo de Jehová pruebe que este vs. se refiere solamente al Padre, el mismo no le sirve para probar su punto.

2.- Es superficial de parte del Testigo de Jehová enfocarse solamente en la palabra pero dejar de lado la idea. Si entendemos lo que λατρεύω y προσκυνήσεις en el sentido religioso implican, entonces aunque no se use hacia Cristo la palabra λατρεύω veremos la idea presente a través del NT. Entendemos, entonces, que προσκυνήσεις se refiere al reconocimiento particular de Quién es Dios, lo que causa que el hombre reconozca su bajeza ante Él y, en virtud de lo que Dios es, le bendiga. Por otra parte, λατρεύω se refiere particularmente al servicio religioso dado a Dios. Entonces, προσκυνήσεις denota el aspecto contemplativo del Ser de Dios en la adoración, mientras que λατρεύω se enfoca en la acción llevada a cabo en virtud de esta contemplación.

Me enfocaré en un solo pasaje al respecto:

Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos.

Apocalipsis 5:13

Negar que en este pasaje se les está adorando en conjunto tanto “al que está sentado en el trono” como “al Cordero” es tener una idea bastante extraña de lo que adorar es. Cada palabra de la expresión de adoración es dirigida en igualdad tanto “al que está sentado en el trono” como “al Cordero”, por lo que mantener la idea de que lo que se está expresando aquí es menos que adoración no tiene por donde aferrarse. O reducen la expresión de la Creación hacia el “que está sentado en el trono” a una mera rendición de homenaje, o elevan la expresión al nivel de adoración “al Cordero”…pero los Testigos de Jehová al parecer escogen lo primero. Sin embargo, me pregunto cómo es que pueden mantener esa idea, pero desecharla cuando interpretan Apocalipsis 4:11, de forma que mágicamente allí es adorar, pero en 5:13 no lo es. Y más rara se pone la cosa cuando entendemos que Isaías nos informa que Jehová no compartirá ni Su gloria ni Su honra particular con nadie, pero aquí el Cordero recibe gloria y honra en igualdad con “el que está sentado en el trono”.

Sin embargo, en este lugar el Testigo de Jehová saca su as bajo la manga: 1 Crónicas 29:20. Dice allí lo siguiente: “Después dijo David a toda la congregación: Bendecid ahora a Jehová vuestro Dios. Entonces toda la congregación bendijo a Jehová Dios de sus padres, e inclinándose adoraron delante de Jehová y del rey”. La interpretación de los Testigos de Jehová deduce de este pasaje que puesto que וַיִּֽשְׁתַּחֲו֛וּ (“adoraron”, RV60) aparece antes de la expresión לַיהוָ֖ה וְלַמֶּֽלֶךְ׃ (“Jehová y del rey”), entonces existe un tipo de homenaje que se le puede dar a Dios junto con un hombre que no se eleva al nivel de adoración, o, también, que aunque se expresan en igualdad tanto a Dios como al rey, supuestamente, no se refieren a lo mismo en ambos casos, siendo hacia Dios adoración y hacia el rey homenaje. En la TNM, la traducción particular de la secta de los Testigos de Jehová, dice: “Y toda la congregación procedió a bendecir a Jehová el Dios de sus antepasados, y a inclinarse y postrarse ante Jehová y el rey”.

Con respecto a la interpretación del pasaje, tanto el contexto como los términos en sí no apoyan la idea de que el “postrarse e inclinarse” vaya dirigido hacia ambos, Jehová y el rey. De hecho, cada traducción al español que he revisado, incluyendo la de los Testigos de Jehová, agregan la frase “delante de” o similares. La idea de la expresión más que a dirección de la adoración se refiere a presencia. Por ejemplo, la TLA expresa la idea de la siguiente manera: “Cuando terminó, David le dijo al pueblo: ¡Bendigan y alaben a Dios! Entonces todo el pueblo, inclinándose ante Dios y ante el rey, bendijo y alabó al Dios de sus antepasados”. Esto es, la dirección de la adoración iba dirigida a Dios, pero fue hecha en la presencia tanto de Dios como del rey. Por ejemplo, un pastor en el púlpito anima a la congregación a alabar a Dios, y la congregación procede a hacerlo en la presencia de Dios y del pastor. En ningún momento puede deducirse que la adoración o lo que sea que se rinde vaya dirigido al pastor, y es ese el sentido en que debe entenderse el pasaje. El contexto es más enfático, pues primero se nos dice que el rey llama al pueblo a alabar a Dios en el vs. 20, y en el vs. 21 sigue expresándose el pueblo hacia Dios. Por lo tanto, la interpretación de los Testigos de Jehová de este vs. no se sostiene, y no puede ser usada como respuesta a Apocalipsis 5:13, porque no representa un caso de homenaje menor o distinguido.

Ahora bien, ya sea que se hable de homenaje o de distinción, ambas afirmaciones tienen respuesta:

a) Si se toma la posición de que lo rendido en Apocalipsis 5:13 es menos que adoración, la pregunta natural sería si es posible rendirle a Dios un servicio que sea menos que adoración.

b) Si se toma la posición de que lo que se rinde en Apocalipsis 5:13 debe distinguir entre “el que está sentado en el trono” del “Cordero”, de manera que al primero se le rinde adoración mientras que al segundo algo menos que adoración, el cuestionamiento natural sería cómo es que se puede deducir tal distinción del pasaje mismo sin presuponer de antemano que el Hijo no es Dios. Mi punto es que la interpretación de los Testigos de Jehová es más una imposición de presuposiciones que una deducción natural a partir del vs., porque el vs. mismo no hace tal distinción, sino que dirige la expresión de alabanza en igualdad tanto “al que está sentado en el trono” como “al Cordero”. No estoy diciendo que las presuposiciones no tengan lugar al momento de interpretar, pero se ha de tener derecho a las mismas, y el Testigo de Jehová debe probar por otros medios que el Hijo no es Dios; de otra forma, el vs. se impone naturalmente en contra de la posición de los mismos, a saber, que tanto “al que está sentado en el trono” como “al Cordero” se les está adorando en igualdad.

Ahora bien, el principio de que toda interpretación es a la vez un acto presuposicional también es aplicable a la traducción. Y esto es aún más evidente en la TNM de los Testigos de Jehová. Como mencioné anteriormente, las presuposiciones tienen su lugar lícito tanto en la interpretación como en la traducción, pero ese lugar debe ser justificado. Hay dos eventos en la Biblia en que hombres se rindieron en adoración frente a personas que rechazaron la misma. En ambos casos, la adoración se debió a motivos menores; sin embargo, al momento de traducir προσκυνήσεις cuando está dirigido a Cristo no hay ni un solo vs. en que se traduzca adorar o similares en la TNM, aunque cuando sucedió este προσκυνήσεις hacia Cristo los eventos que rodearon estos hechos motivaban de mayor forma la equivocación de aquellos que dieron προσκυνήσεις a Cristo, lo que multiplicaba las ocasiones en que el mismo Cristo o el mismo Jehová podrían dejar en claro que no se le debía rendir προσκυνήσεις religioso al Hijo de Dios…pero esto nunca sucede. Con respecto a la traducción de la palabra en la TNM, esto no responde al contexto en donde aparece esta palabra, sino más que nada a las presuposiciones de los Testigos de Jehová.

3.- El Trinitario no solamente prueba la Deidad (y me refiero a la igualdad en esencia con el Padre) del Hijo de Dios en base al προσκυνήσεις que se le rindiera. Sin pasar por el abundante material al respecto, me enfocaré en dos pasajes particulares que yo personalmente uso en contra de los Testigos de Jehová:

a) El primero es Juan 1:3, que dice lo siguiente:

Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.

Juan 1:3

Una versión más bruta y personal del vs. dice así: “Todo a través de él fue hecho inclusive, y sin él nada hecho fue hecho”.

La primera parte del vs. nos enseña que todas las cosas fueron creadas por el Verbo de Dios. Esta parte es bastante clara, pero para un Testigo de Jehová esto no es razón suficiente para excluir al Verbo de las cosas creadas. Sin embargo, la segunda cláusula del vs. cierra toda duda con respecto al alcance las cosas creadas por el Verbo de Dios: “…y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho”. Lo creado por el Verbo engloba todas las cosas que pueden clasificarse como creadas. Si el Verbo de Dios está dentro de esa clasificación, entonces habría en las Escrituras una contradicción evidente, porque es imposible que Cristo se hubiera hecho a Sí mismo. Sin embargo, esta es la contradicción flagrante en la que entran los Testigos de Jehová.

Ahora bien, la TNM dice lo siguiente: “3. Todas las cosas vinieron a existir por medio de él, y sin él ni siquiera una cosa vino a existir. Lo que ha venido a existir 4. por medio de él era vida, y la vida era la luz de los hombres”. La forma en como traducen el vs. me lleva a pensar de que a fin de suavizar esta expresión evidente de la Deidad esencial de Cristo en igualdad con el Padre pretenden definir “todas las cosas” del vs. 3 como “la vida” del vs. 4, sin embargo tal ordenamiento de las expresiones no es natural, así como reducir “todas las cosas” a “la vida” no es para nada convincente. Lo anterior lo menciono porque buscando alguna interpretación oficial de Juan 1:3 por parte de los Testigos de Jehová no encontré nada.

En conclusión, en armonía con lo expresado en Juan 1:1, el vs. 3 nos enseña de manera evidente que el Hijo de Dios es Omnipotente y Eterno, no creado, en igualdad con el Padre, en armonía con lo expresado en el vs. 1c: “…y el Verbo era Dios”.

b) El segundo es Hebreos 1:10-12, que dice así:

Y:

Tú, oh Señor, en el principio fundaste la tierra,Y los cielos son obra de tus manos. Ellos perecerán, más tú permaneces; Y todos ellos se envejecerán como una vestidura, Y como un vestido los envolverás, y serán mudados; Pero tú eres el mismo, Y tus años no acabarán.”

Hebreos 1:10-12

En este vs. y en los anteriores, el escritor de Hebreos pretende demostrar la superioridad de Cristo frente a los ángeles. Para hacerlo, cita del libro de Salmos, entre otros, un par de pasajes. Lo particular de estos pasajes que cita de los Salmos es que los adscribe a Dios Padre (vs. 8, “Mas del Hijo dice:…”), de manera que lo expresado en esos vs. Dios Padre lo expresó del Hijo a través del salmista.

Pues bien, el escritor de Hebreos está citando específicamente el Salmo 102:25-27, que irónicamente es un Salmo de súplica a Jehová. Allí, el salmista suplica a Jehová salud, pues parece estar enfermo, y exclama esperanza para su pueblo. Compara su propia existencia efímera y la de la Creación con la Eternidad de Dios, alaba Su Omnipotencia, Eternidad y Misericordia para con Su pueblo. Es un Salmo dirigido a Jehová, y del cual el escritor de Hebreos nos dice que Dios Padre se expresó por medio del salmista con respecto al Hijo. Se podría decir sin problemas que el Salmo se refiere de principio a fin del Hijo tanto en Su Deidad como en Su futura obra por el pueblo de Dios (vs. 12-22). En conclusión, Dios Padre le adscribe al Hijo Eternidad y Omnipotencia, atributos que pertenecen solamente a Dios y que son incomunicables. El Padre, entonces, implica que el Hijo es Jehová, e inspiró al salmista a orarle y adorarle en súplica, cosas que contradicen completamente las ideas que tienen los Testigos de Jehová con respecto al Hijo de Dios.

Los Testigos de Jehová intentan escapar de esta inevitable deducción reduciendo lo expresado hacia el Hijo como refiriéndose a Su obra como medio por el cuál Dios Padre creó todas las cosas. Sin embargo, tal respuesta genera más problemas de los que resuelve. ¿El salmista, entonces, le está orando al medio utilizado por Dios, y no a Dios, llamándole Jehová inclusive? ¿el Padre le está atribuyendo a un simple medio atributos Suyos que son incomunicables? ¿cómo puede ser el medio Eterno, si se supone que fue creado según ellos enseñan? Por lo tanto, una respuesta tan simplista no resuelve en nada la contradicción que la Biblia presenta en contra de las convicciones de los Testigos de Jehová.

Para finalizar, respondiendo al reto del Testigo de Jehová digo que no hay en el NT algún pasaje que aplique λατρεύω a Jesucristo directamente, pero ¿tiene relevancia esto finalmente? ¿tiene alguna importancia final o fundamental? Ninguna. La objeción, entonces, es superficial e insuficiente para sostener la mentira enseñada por los Testigos de Jehová, esto es, que el Hijo de Dios no es Dios en esencia igual al Padre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s